Los cinco mejores lugares de España para pedalear

España es un país enormemente diverso. Y como tal, su geografía ofrece lugares para pedalear en todas las condiciones imaginables.

De Galicia a Málaga. De Girona a Cáceres. España es un país plagado de parajes espectaculares, de paisajes, climas y culturas muy diferentes, pero todos ellos igualmente recomendables cuando se recorren en bicicleta.

El verano ya está aquí. Y con él, llega el momento de hacer las maletas, coger la bici y descubrir algunos de estos lugares repartidos por toda la geografía española.

En Biciclaje hemos escogido cinco de esos lugares. No están todos los que nos gustan, pero sí una selección que todo ciclista que se precie debería conocer en primera persona. ¿Te vienes?

Pirineo de Girona (Foto: costabrava.org)
Pirineo de Girona (Foto: costabrava.org)

GIRONA

Seguro que, si eres aficionado al ciclismo profesional, has escuchado en alguna ocasión que muchos de los grandes nombres del pelotón se dejan caer por la Costa Brava para entrenar. Y es perfectamente comprensible. En la provincia de Girona se dan la mano dos paisajes radicalmente distintos: el pirenaico y el mediterráneo. Eso provoca que las opciones de terrenos en los que rodar sean de lo más variado. Y todo ello, en un entorno absolutamente único, con polos de atracción que van más allá de la bicicleta: playas espectaculares, una gastronomía única o el legado de un genio como Salvador Dalí. ¿Se te ocurre un plan mejor?

Foto: Turismo del Valle del Jerte.
Foto: Turismo del Valle del Jerte.

VALLE DEL JERTE (CÁCERES)

El norte de la provincia de Cáceres esconde auténticas joyas para los amantes del ciclismo, tanto de montaña como de carretera. Pero si lo tuyo es el BTT,  pocas comarcas tan especiales como el Valle del Jerte. Declarado bien de interés cultural desde 1973 y con una superficie total de 373 kilómetros cuadrados, se trata de un lugar de extraordinaria belleza, conocido por sus cerezos en flor, pero también plagado de rutas inolvidables para los amantes de la montaña. Los Pilones, las gargantas del Caozo, las Nogaledas, la Puria… lugares únicos con senderos debidamente señalizados y homologados por la IMBA

Sa Calobra.

MALLORCA

España es una de las principales potencias europeas en materia de cicloturismo. Y para disfrutar de ello, con o sin alforjas, pocos lugares tan recomendables como la isla de Mallorca. No en vano, cada año son miles los aficionados que llegan de todos los rincones del planeta a disfrutar de una oferta única en la materia, con infinidad de establecimientos especializados que harán de tu viaje una apuesta segura. No olvides pedalear por la encantadora Sierra de Tramuntana, al noreste de la isla, declarada Patrimonio Mundial por la Unesco. O si te van las emociones fuertes, atrévete con las sinuosas curvas de la carretera de Sa Calobra, una de las preferidas por los triatletas más exigentes. 

Sobrarbe (foto: Zona Zero).
Sobrarbe (foto: Zona Zero).

SOBRARBE – ARAGÓN

No diga enduro, diga Sobrarbe. Esta comarca al norte de Aragón, a los pies de los imponentes Pirineos, se ha convertido en la meca de esta modalidad de ciclismo, en parte gracias a Zona Zero, el popular centro de BTT que organiza toda clase de rutas, también de carretera o gravel. Y es que Sobrarbe lo tiene todo: un entorno natural que te deja sin respiración. Subidas para los más valientes… y bajadas frenéticas para los que buscan segregar adrenalina. Y una infraestructura de casas rurales, bares, hoteles con encanto y restaurantes que harán de tu viaje una experiencia única. Todo lo que te cuenten sobre Sobrarbe se queda corto: hay que vivirlo. 

Málaga (foto: Wikipedia)

MÁLAGA 

Andalucía no podía faltar en esta lista. Y aunque cualquier opción es buena cuando se trata de bajar al sur, nos hemos quedado con la provincia de Málaga. ¿Por qué? Por su increíble variedad. Por la posibilidad de alternar playa y montaña. Por la simpatía de sus gentes. Y, sobre todo, por la infinidad de rutas ciclistas que ofrece, tanto de carretera como de MTB. Desde explorar las incontables rutas y senderos de los montes de Málaga a recorrer la Costa del Sol en cualquiera de las dos direcciones. Desde planificar una ruta sencilla por la desembocadura del Guadalhorce a subir Puerto Martínez, en la Sierra de Alcaparaín. Cualquier opción es una apuesta segura. 

 

Deja un comentario